Milenaria, fundamental, beneficiosa, natural, espiritual. Estas características y muchas más son las que definen en una sola palabra un compendio de técnicas y ejercicios que han sido reconocidos por autoridades de la salud del mundo como una de las más beneficiosas para la salud.

YOGA. ( ‘unión’, योग en devanagari) es una filosofía disciplinaria que utiliza el cuerpo y la mente para su beneficio, que nació en India hace muchos siglos. Sus esquemas son variados, ya que comprenden varias escuelas asociadas a su contenido, sin embargo, todas tienen la misma finalidad, que es el equilibrio de la mente y el cuerpo en un estado de total beneficio donde se mejora la salud de ambos logrando una nivelación óptima del cuerpo para un eficiente funcionamiento.

La práctica del yoga en su aspecto físico busca una conexión entre tres factores claves para el cuerpo humano como lo es mente, respiración y cuerpo. Aparte de sus textos filosóficos, el Yoga comprende una serie de ejercicios con posturas específicas del cuerpo, combinadas con técnicas de respiración y meditaciones, con el que se logran beneficios óptimos para la salud en todos los sentidos.

Se ha comprobado que la práctica del yoga nivela en rasgos generales las condiciones del cuerpo, ya que ayuda a reducir significativamente los niveles de estrés, de tensión y de aceleración.  Reduce la frecuencia cardiaca y la presión del cuerpo, y contribuye a disminuir los problemas de ansiedad, nerviosismo, insomnio, dolores musculares, de autoconfianza y digestión.

El yoga comprende una serie de técnicas muy fáciles de aprender y ayudan significativamente a mejorar aspectos importantes de la vida cotidiana como la concentración, la atención, la coordinación y la circulación del cuerpo. Aunque algunas posturas requieren un tiempo básico de ejercicios, su rutina es sencilla y la pueden practicar personas de todas las edades.

Los ejercicios de yoga tienen una duración que va entre 45 a 90 minutos. Estos comprenden 3 bases fundamentales que son la clave para la efectividad de los ejercicios. Uno de estos es la correcta posición del cuerpo con el fin de que el ejercicio sea realmente efectivo y no perjudique sus músculos, por lo que en este sentido es recomendable que el instructor de yoga sea alguien experimentado y con amplios conocimientos en la materia. Las posiciones le dan al cuerpo fortaleza, flexibilidad, nivelación y bienestar.

Otra base fundamental de los ejercicios es la respiración. Aquí intervienen factores importantes como la concentración y la atención plena. La respiración es una de las bases de la vida y los ejercicios de yoga no solo hacen que se tenga conciencia de este proceso para beneficio propio, sino que otorga técnicas de respiración que mejoran la forma de intercambiar oxígeno eficientemente. 

La tercera base es la meditación. Esta comprende miles de ejercicios que solo buscan tranquilizar la mente y ayudarle a relajarse. Algunos realizan ejercicios de meditación antes o después de los ejercicios físicos.

El Yoga ayuda a desarrollar equilibrio, coordinación, tranquilidad y relajación.

Es importante tener en cuenta el entorno y algunos objetos que ayudan a que los ejercicios de yoga tengan mejor efectividad. Uno de estos es el espacio, salón o lugar adecuado para hacer ejercicios de yoga. Estos deben tener una decoración suave y relajante y deben contribuir a expandir el relax y la tranquilidad. Una música suave y sin instrumentos estridentes, paredes de colores armónicos y no muy subidos de tono, ropa cómoda y sin ligas que aprieten demasiado el cuerpo.

Los ejercicios de yoga comúnmente se hacen en el piso o en una superficie plana por lo que las telas acolchadas o los funcionales mat de yoga, son un complemento importante y beneficioso, ya que no solo son antiresbalantes y de un tamaño adecuado, sino que ayudan a la amortiguación del cuerpo y de las rodillas, tobillos o muñecas en los momentos de cambiar de posición, son cómodos, seguros y de colores armónicos y fáciles de llevar.

Aunque los ejercicios de yoga son fáciles de realizar y muy efectivos, hay algunos que requieren una previa experiencia o alguna orientación médica para hacerlos, por lo que es importante que se sigan algunas recomendaciones que eviten lesiones. Y también tomar en cuenta si se tienen algunas limitaciones físicas o alguna afección en el cuerpo, porque es necesario consultar con un médico sobre posiciones de yoga que podrían no ser beneficiosas.

Otra condición imprescindible es no obligarse a hacer los ejercicios y más si siente cansancio, fatiga y principalmente dolor, por lo que el esfuerzo en exceso más bien sería perjudicial. Si una persona no tiene completa seguridad de cómo realizar un ejercicio lo importante es preguntar al instructor o maestro de yoga sobre cómo debe hacerlo, y por último siempre es importante comenzar con los ejercicios básicos. Otros ejercicios para niveles más avanzados se aprenden con el tiempo y con la práctica de las primeras técnicas.

Hoy en día las prácticas de yoga están en casi todos los lugares destinados para la salud física, la relajación y liberación de estrés, por lo que es común que sus clases formen parte de los programas de gimnasios, centros de entrenamiento o sitios exclusivos de prácticas meditativas, por lo que seguramente hay uno cerca de casa.