El yoga ayuda a mantener una postura óptima y puede corregir dolencias musculares.

El yoga es una práctica milenaria muy beneficiosa y funcional, dirigida exclusivamente para mejorar las condiciones mentales, los procesos de relajación, la concentración, la tranquilidad y la paz, donde también se involucran posturas físicas, ejercicios de respiración, con los que se complementa una fusión de cuerpo y mente para mejorar significativamente la salud.

El yoga forma parte del grupo de terapias denominadas complementarias, ya que fundamentalmente su base se enfoca hacia la liberación del estrés, de la ansiedad, y de las alteraciones nerviosas motivadas a los factores vertiginosos del día a día.

La práctica del yoga tiene muchas variantes, posturas y por supuesto intensidades, por ejemplo el Hatha yoga es el más recomendado para controlar el estrés, ya que su forma y estilo, así como la práctica de los ejercicios, tienen movimientos más lentos, y son los más fáciles y básicos, principalmente beneficiosos para los principiantes.

Los ejercicios de yoga se enfocan principalmente en 3 factores. Por un lado está la respiración, cuyo control es importante para la realización de ejercicios efectivos, ya que ayuda a controlar el cuerpo y calma la mente. Luego vienen las posturas, que son movimientos planificados exclusivamente para mejorar la flexibilidad y la fuerza. Hay posturas fáciles, pero también hay algunas un poco más complicadas que requieren cierta práctica y conocimiento para evitar incomodidades. 

La mayoría de los instructores de yoga recomiendan que estos ejercicios básicos se hagan de forma constante, para que las personas puedan alcanzar más eficiencia en cortos periodos de tiempo. También los ejercicios físicos tienen que tener especial atención cuando las personas tienen alguna limitación física.

Las posturas de yoga no son complicadas si se cuentan con un buen instructor y mantener la constancia, ya que ayudan a superar síntomas físicos incómodos.

Y en tercer lugar está la meditación que es el complemento importante entre la respiración y las posturas, ya que ayuda a tener una conciencia presente en todo momento, con la que la mente descansa, y el cuerpo efectúa el trabajo beneficioso.

Aunque los ejercicios de yoga pueden ayudar significativamente a cualquier persona que tenga un tratamiento físico, para su recuperación, es importante tener en cuenta algunas precauciones, esto con el fin de evitar que algún padecimiento físico pueda aumentar y causar daños mayores.

En este sentido, es importante un asesoramiento médico y terapéutico para comprobar que las personas pueden realizar ejercicios de yoga cuando tienen condiciones limitantes, como el caso de las mujeres embarazadas, que deben evitar algún tipo de postura difícil. También las personas con problemas de hernias discales, situaciones con las venas y arterias, aquellas propensas a los coágulos sanguíneos, la presión arterial que no esté controlada, problemas de osteoporosis muy acentuados, y aquellos que se relacionen con la falta de equilibrio.

Si una persona es principiante, debe tomar en cuenta que muchas posturas de yoga pueden causar incomodidad y dolor al principio, sin embargo, es importante que el instructor esté al tanto de esta condición, ya que la incomodidad o el dolor pueden ser síntomas de algún padecimiento desconocido. Antes de comenzar a realizar ejercicios de yoga, el asesoramiento es importante, y por supuesto que los instructores conozcan las condiciones físicas de los practicantes, ya que esto ayuda significativamente a que los ejercicios sean funcionales y beneficiosos.

Los ejercicios de yoga se pueden practicar en cualquier lugar y al aire libre.

Practicar yoga no significa ningún peligro, al contrario es altamente beneficioso para el cuerpo. Aunque actualmente existen programas de vídeo, libros, y folletos donde se explican muchas de sus técnicas, es ampliamente recomendable contar con un asesoramiento personalizado, ya que los instructores son los que efectivamente van a constatar que los ejercicios se estén realizando de forma correcta, y evitar con esto suposiciones, que muchas veces las personas adoptan al ver un dibujo en algún libro. El asesoramiento personalizado con un instructor experto es la mejor manera de realizar los ejercicios de yoga que benefician al cuerpo.