fotografia de mujer haciendo una torsion

En la práctica de Asanas es muy común realizar “torsiones”.

El concepto es simple, se trata de la rotación que hace nuestra columna vertebral buscando como resultado desfasar la línea de los hombros de la línea de las caderas. Es como agarrar un pantalón empapado y exprimir el exceso de agua mediante este movimiento en direcciones opuestas.

Existen muchas formas de realizar torsiones, se pueden realizar de pie, sentados o acostados, con flexión o extensión de columna, y el rango de movimiento en cada persona es diferente, así que no te obsesiones con forzar el movimiento si ves que no llegas igual que tu instructor.

Lo que más me gusta de las torsiones, es que, a parte de neutralizar y balancear la columna, tiene también beneficios de purificación ya que desintoxicamos nuestro organismo a través del masaje que realizamos a nuestros órganos internos durante la rotación de nuestra columna. 

En este tipo de prácticas no solo desintoxicas el cuerpo, sino también el corazón y la mente.

Aquí te dejo este ejemplo de Asana de torsión y flexión de columna:

Parivrtta Trikonasana – Triángulo en Torsión

  •  Alivia los dolores de espalda.
  • Tonifica las piernas.
  • Tonifica hombros, omóplatos y brazos.
  • Masajea y tonifica los órganos internos.
  • Fortalece la pelvis.

P.D: ¡Estos son solo 5 de sus beneficios!

¿Te gusta realizar esta postura o la esquivas en tu práctica?

Si quieres saber más, puedes seguirme en mi cuenta de Instagram @plan_yoga donde podrás conseguir más tips e información de utilidad.

Prof. Leonor Cordero

Creo fielmente que el yoga es para todos, por lo que todos los niveles de práctica son bienvenidos. Si tienes ganas de empezar a practicar y nunca lo haz hecho ¡eres bienvenido! me encanta difundir la práctica del yoga y compartir las herramientas que he adquirido hasta ahora.