Mi intención en la enseñanza del yoga es que cada persona se descubra para ser capaz de integrar en su vida personal y profesional lo que aprenden día a día sobre la esterilla.  

Acompaño y guío, para dar la oportunidad a las personas a que tomen la decisión de ser y estar, de hacer y deshacer, creando de esa manera una puesta de atención en sus quehaceres cotidianos e ir poco a poco desmenuzando los automatismos adquiridos.  

En cada clase y cada taller, te invito a explorar qué pasa en tu respiración, en tu cuerpo y en tu mente cuando te acercas a la práctica de yoga para que descubras los beneficios que puede aportar esta práctica milenaria.

Tanto si es tu primera vez, como si practicas habitualmente, podrás darte la oportunidad de conectar, sentir y observar, desde la calma, desconectando de todo lo innecesario para vivir tu propia experiencia.  

En mis clases de yoga, y más concretamente en la práctica de âsanas, encontrarás un equilibrio en el denominado Hatha Vinyasa, donde podrás darte la oportunidad de fluir con el movimiento y la respiración, desde la calma.