Los estudios en materia de salud cada día hacen más énfasis en las necesidades que tienen los seres humanos en el cuidado de la salud física y mental. En este sentido, luego de establecer bajo un esquema ordenado sobre cuáles son las horas del día dedicadas a ciertas funciones, es muy importante respetar momentos creados para el descanso y la recreación, ya que de esto depende un rendimiento y una salud óptima.

La salud mental se relaciona directamente con el bienestar psicológico y emocional, lo cual tiene un resultado importante en los aspectos personales, familiares y sociales. 

El cuidado de la salud mental se debe mantener durante todas las etapas de la vida, desde la niñez, la adultez y la vejez, principalmente en esta última que es donde más se necesita tranquilidad, armonía y paz.

Todos los seres humanos tienen el derecho de descanso y recreación y es importante que las personas tengan conciencia de esto y hacer valer ese derecho. El exceso de trabajo, el estrés, las ocupaciones cotidianas y las preocupaciones, inciden de forma directa en el desarrollo de la salud mental.

Cuando hay factores que interrumpen los procesos positivos de descanso, recreación y tranquilidad, la salud mental comienza a ser afectada, y esto puede traer consecuencias serias, que derivan en patologías físicas.

Existen varias maneras para mantener una salud mental en óptimas condiciones, una de estas tiene que ver con ejercicios mentales para generar destreza, liberar tensiones y estimular la memoria. Existen juegos didácticos, ejercicios de desarrollo mental de lógica, razonamiento, comprensión y estimulación, lo cual los especialistas aseguran que ayuda significativamente a evitar enfermedades como el Alzheimer.

Otros de los aspectos más importantes a tomar en cuenta para el desarrollo de una óptima salud mental es la disposición y por supuesto el tiempo que hay que dedicar a los ejercicios físicos. Estos no solamente contribuyen al desarrollo de un cuerpo sano y funcional, sino que son la base del equilibrio que debe existir entre el cuerpo y la mente.

El esparcimiento, el contacto con la naturaleza y la relajación son factores importantes para una excelente salud mental.

Muchas personas, principalmente aquellas que tiene una carga laboral fuerte y principalmente las personas mayores, se alejan de los ejercicios físicos por considerar que no tienen tiempo para realizarlos, o ya pasaron la edad para moldear un cuerpo musculoso, sin embargo, hay que hacer hincapié en que la necesidad del ejercicio no se enfoca en la fabricación de un cuerpo ideal, sino en la conciencia de que los órganos internos, los músculos y la mente necesitan de los ejercicios para que su funcionamiento y rendimiento sean mejor y contribuyan a una excelente salud.

Los ejercicios físicos también ayudan a liberar sustancias importantes como las endorfinas, las cuales ayudan significativamente al bienestar, estados de ánimos positivos y la tranquilidad.

Otro factor común es que muchas personas, que por alguna recomendación médica, o sencillamente por una necesidad personal de hacer ejercicios, se encuentran confundidas y desorientadas, ya que muchas veces no cuentan con el asesoramiento óptimo, o en muchos casos resultan ser muy costosos, cuando se tiene que pagar a un entrenador personal.

Sin embargo, la tecnología ha dado un gran aporte ante esta situación, ya que actualmente por medio de las plataformas en internet las comunidades de profesores y entrenadores para ejercicios físicos es cada día más nutrida. Ellos están allí principalmente para ayudar a todas aquellas personas que necesiten una rutina de ejercicios y no sepan como hacerlo, bien sea por su falta de tiempo para ir a un gimnasio, o aquellos que están comenzando rutinas de ejercicios nuevas y los mayores que tal vez no han realizado rutinas y necesitan mantener su cuerpo en óptimas condiciones. 

Lugares como Wueps, Meet, Zoom o Youtube, entre otras, no solamente son fáciles para acceder, sino que el compendio de profesionales de la salud y los ejercicios son muy grandes, variadas y funcionales.

Muchas personas también tienen conceptos erróneos relacionados con la salud mental. Según las investigaciones médicas, más de la mitad de la población mundial ha tenido alguna vez algún tipo de trastorno mental en algún momento de su vida. Un trastorno mental no se traduce en enfermedad mental, sino en algún tipo de situación relacionada con tensión, estrés, insomnio, ansiedad, angustia o tristeza. Estos son estados por los que pasan los seres humanos en algún momento de la vida, y que tienden a ser superados.

Inclusive, aquellos que por su situación pudiesen resultar ser mucho más graves, o patologías mentales, también logran su superación por medio de tratamientos médicos y psiquiátricos que son efectivos.

La salud mental es uno de los factores más importantes a tomar en cuenta para el desarrollo óptimo del organismo. El equilibrio entre un buen funcionamiento mental y físico es la clave fundamental del bienestar, por eso debemos prestar atención a cualquier síntoma o desbalance que puede estar ocurriendo y de ser muy acentuado, buscar ayuda profesional.