Los ejercicios terapéuticos son aquellos que están programados, diseñados y planificados para corregir muchos problemas físicos, principalmente aquellos relacionados con lesiones musculares derivados de muchas causas, como atrofiamientos de músculos, accidentes físicos o afecciones que influyen en el cuerpo o como el caso de los accidentes cerebro vasculares, que afectan la parte motora. 

Los ejercicios terapéuticos ayudan significativamente a mejorar las capacidades físicas del organismo, restauran la función motora y la mantienen para evitar que esta se pierda, mejoran los estados de bienestar y de salud en general.

Además, estos ejercicios comprenden una rutina que ayudan a corregir dolencias y frenan el deterioro progresivo que ocurre en los músculos, aportando beneficios significativos para la recuperación de lesiones. 

Sin embargo, dada la importancia y la precisión que estos ejercicios requieren es necesario que sean prescritos por profesionales de la salud, los cuales conocen cuáles son las afectaciones más importantes, y la aplicación efectiva para cada parte del cuerpo, así como las necesidades que tiene cada paciente según su condición y su edad.

Los profesionales de la salud, específicamente enfocados en ejercicios terapéuticos están prácticamente en todos los centros de salud, gimnasios y centros de rehabilitación, pero también existen profesionales que gracias a las redes sociales y los sistemas de comunicación digital, como las plataformas de video, también pueden ofrecer una orientación efectiva que van enfocadas a las necesidades interactivas entre ellos y los pacientes.

Hay grupos de profesores que aplican técnicas terapéuticas para el mejoramiento de la salud y gracias a las plataformas como Youtube, Wueps o Zoom, interactúan en video con las personas que acceden a estos programas de ejercicios desde cualquier lugar en el que se encuentren.

Los ejercicios terapéuticos tienen un grado de importancia característica, ya que aceleran la recuperación de una lesión física, evitando también la pérdida de la función; restablecen las capacidades que fueron afectadas en algunas zonas, reducen significativamente los dolores musculares y articulares, y mantienen el cuerpo en óptimas condiciones para prevenir traumas del cuerpo.

También ayudan a disminuir la discapacidad motora de los músculos, y reducen significativamente problemas físicos derivados de factores como el embarazo, el postparto y por supuesto el envejecimiento. También son fundamentales para una recuperación óptima luego de alguna cirugía, e inclusive pueden llegar a evitarla.

Estos ejercicios disminuyen considerablemente la acción del estrés, aumentan la capacidad de resistencia, y disminuyen la apatía, los cambios bruscos de ánimo, la depresión y el cansancio. Mejoran considerablemente la capacidad del sueño, y ayudan a optimizar los niveles de respiración

También contribuyen a una mejoría significativa del sistema cardiovascular, ya que favorece la circulación, y por ende, influyen especialmente en el sistema nervioso, que mejoran la relación entre la coordinación muscular y el dolor, ayudando a la efectividad del aparato locomotor, incluyendo tendones, ligamentos, articulaciones, y huesos.

Los ejercicios de rehabilitación son en su mayoría supervisados por personal especializado. Personas en recuperación o adultos mayores son sus mejores beneficiarios.

Los profesionales terapéuticos recomiendan cuáles son las terapias, ejercicios, y fases importantes para la recuperación completa de alguna persona. Esto se relaciona con los horarios para realizar los ejercicios, las horas idóneas, posiciones, velocidades, frecuencias o intensidades que estos deben tener.

Es importante que los pacientes también tengan una asesoría acerca de los implementos necesarios y comunes que contribuyen a que la realización de los ejercicios sea eficiente, como el uso de ropa adecuada, espacios y medidas para realizar los ejercicios, e implementos como ligas, pesas y superficies artificiales.

En este sentido una ayuda significativa se relaciona con algunas superficies que se colocan en el piso para evitar incomodidades o dureza extrema. Los mat utilizados para ejercicios de yoga son los más recomendados, ya que tienen una superficie blanda, que ayudan a amortiguar los movimientos de las articulaciones para que estos no sean directamente en la superficie del suelo, y puedan causar dolor o  alguna lesión.

Los ejercicios terapéuticos también son indispensables para el mantenimiento, luego de recuperarse de algún tipo de afección, esto ayuda en la recuperación total de la parte afectada, y también evita que aparezcan a futuro algunas secuelas que puedan resultar incómodas y perjudiciales. También se pueden realizar como complemento indispensable en rutinas de ejercicios, siempre y cuando sean supervisadas por profesionales fisioterapeutas con experiencia.